Soberbia y orgullo: La lucha del “yo” y el “nosotros”

#Reflexiones En una cosa que llevo a otra, me surgió la duda de saber que era “ser soberbi@”. Así que me emprendí en una pequeña búsqueda que terminó dejando sobre la mesa dos conceptos tan similares como antagónicos a la hora de su practicidad: la soberbia y el orgullo.

En su definición simple, la soberbia aparece como un “sentimiento de superioridad frente a los demás que provoca un trato distante o despreciativo hacia ellos”. Sin embargo, en su segundo aseveración ya se transforma en “Rabia o enfado que muestra una persona de manera exagerada ante una contrariedad.

Esa contrareidad que genera la rabia o el enfado, me obligó a profundizar un poco más para saber que quería decir. Y solo unos minutos encontré un sinónimo que confunde tanto como aclara. El de orgullo.

En una definición simple y adecuada, se sostiene su definición a partir de la contrapartida de otra palabra:

>>La soberbia se diferencia del orgullo en que -éste último- es disimulable, apreciado cuando surge de virtudes o de causas nobles; y la soberbia manifiesta el deseo de ser preferido por otros, basándose en la satisfacción de la propia vanidad, del yo, del ego. Se puede decir que el orgullo puede derivar para la soberbia>>.

20181122 - Soberbia y orgullo - La lucha del “yo” y el “nosotros”3.png

Al analizar con simple racionalidad, podemos apreciar que la diferencia fundamental entre “soberbia” y “orgullo” se basa entre la postura del “yo” y el “nosotros”.

Y puede aplicarse a todos, porque vivimos en un país. Uno donde la concepción de la salud, educación, la cultura, la tecnología, la religión, la democracia e -incluso- la vida cotidiana; se ven definidas desde estas dos perspectivas. Estos dos significados contrapuestos.

Solo observando su valor lingüístico, basta para sabernos como individuos y como sociedad.

Entendiendo que somos seres comunicacionales, que no podemos evitar ser parte del país al que pertenecemos. Sus vicios lingüístico también generan grietas. Pero esas grietas pueden sintetizarse y cicatrizar. Por ello, no cabe duda: “La soberbia es el vicio de la ignorancia; el orgullo, la emoción de la humildad”.


 

SI TE GUSTO, no te olvides de COMENTAR y COMPARTIR

Portada 2018 - GIF

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.