Islamofobia: un chivo expiatorio occidental

Pasan los años y parece que la humanidad no ha aprendido nada. Estamos a punto de cumplir un siglo desde la Primera Guerra Mundial y aún no hemos aprendido nada, si como lo oye: nada. La discriminación, xenofobia y todo tipo de culpabilidad injustificada siguen siendo los mecanismo que utiliza el poder para encontrar chivos expiatorios, los cuales permiten disimular crisis y tapar conflictos internos. Es lo que Hitler hizo con las invasiones de la realizadas en la 2GM; la guerra de Corea y Vietnam por parte de Rusia. Es el caso de Iraq, Líbano, Afganistán y Siria por parte de Estados Unidos. Es el caso christian-judeo-protestant de culpar a los Islamitas de todos los problemas del mundo; es el caso musulmán de culpar a occidente de todos los problemas del mundo. Culpas, como los principios de esas religiones, un mecanismo puramente de control social.

Desde todas las esferas de poder realizan este tipo de trabajo cultural para mantener a las poblaciones ocupadas en problemas ajenos, en situaciones que no son los que realmente les conciernen. Porque la crisis de 2008 en USA la taparon con guerras santas. Porque desde ese país acusan a los musulmanes de extremistas, pero terminan siendo igual o peor. Y desde el otro lado es igual. Se crea un sentimiento de odio a Occidente, al catolicismo, al judaísmo. Divide y triunfaras dijo una vez Napoleón y conquisto toda Europa. Es un nefasto juego de control social desde las esferas de poder occidental y oriental. Un juego oscuro entre dos facciones jugando esta partida napoleonico por conquistar los recursos naturales del mundo.

Un chivo expiatorio es la denominación que se le da a una persona o grupo de ellas a quienes se quiere hacer culpables de algo de lo que no son, sirviendo así de excusa a los fines del inculpador. La expresión se menciona en La Biblia (Levítico 16:8, 10, 26), en un ritual del antiguo pueblo de Israel para el cual mediante el azar se elegían dos chivos como ofrenda para Yahveh. Un chivo era sacrificado por el sacerdote durante el rito; el otro era cargado con todas las culpas del pueblo judío y lanzado al desierto. Este último era conocido como chivo expiatorio. En la actualidad se utiliza la expresión para denominar a aquél que ha pagado las culpas de otra persona o grupo, librando a estos de represalias.(1)

Como vemos desde el inicio, el termino ha sido utilizado por parte de las sociedades para justificar y liberar a sus pueblos de las culpas y conflictos, buscando algo u alguien a quien culpar por ello. Algo que el gobierno del norte americano y el grupo de paises de la Union Europea realizan sobre el mundo musulman desde hace mas de mil años. No nos olvidemos de las cruzadas inquisitivas. Hablan del mismo tema, de las mismas excusas, los mismos mecanismos de poder que buscan generar miedo y control. Un control brutal como el que intentan ejercer los mismos centros de poder en la actualidad. Cruzadas de purificación santa que realizaban los católicos y realizan en la actualidad, con otros intereses hoy, pero presentes. Cruzadas santas que los islámicos realizan al querer formar una sola religión, la correcta, la suya. Una completa mal interpretación de Jesús de Nazaret, una tergiversación intencional de Mahoma y sus principios unión, amor y conocimiento universal. Jesús fue asesinado por los romanos y el Vaticano esta en Roma. Mahoma predico la creencia de la existencia de un dios único que se expresa en todas la religiones y los yihadistas tergiversaron su mensaje, lo manipularon.

Juzgar los actos de terrorismo no solo es inevitable, sino que es completamente necesario. Los que actúan de forma violenta sobre los países occidentales han de ser juzgados por actuar de esa forma extrema. Como lo es el caso de ataque a la Revista Francesa. Sin embargo, pensar en ello también es pensar en las invasiones, bombardeos y guerra cultural difundida en oriente medio por parte de EE.UU, la Unión Europea e Israel. Todo de forma impuesta violenta y tan fundamentalista como la cultura que dicen combatir.

Bombardear con cámaras y transmitirlo por televisión también es terrorismo. Generar islamofobia en las sociedades que conforman estos países perpetradores de la soberanía oriental, también es terrorismo. El tema es demasiado complejo para caer en las grandes mentiras de que Obama, Sarkozy, Holland, Merkel y otro sin fin de gobernantes quieren hacernos creer que ser musulmán es representar al diablo. Y ser católico es ser parte de dios. Dios no es occidental ni oriental, de eso es algo que esto seguro y mientras sigamos cayendo en las manipulaciones del poder nunca vamos a conocer el verdadero significado de la palabra tolerancia.

(1) Chivo Expiatorio. http://es.wikipedia.org/wiki/Chivo_expiatorio

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.