La humanidad se sonroja en el misterio

Imagen: eldiariodelarepublica.com
Imagen: eldiariodelarepublica.com

El Delta IV Heavy -también conocido como Orión- ya se encuentra a unos 5.800 km por fuera de la órbita terrestre, convirtiéndose en la primera nave espacial en prepararse para transportar humanos desde 1969. Momento en el cual, el Apolo XI llevo sus tripulantes a la Luna. Ahora, es un paso de prueba. Una simulación de despegue, de separación de los cohetes durante el viaje; de consistencia física, de resistencia a la radiación y el calor. Toda una gran prueba, como lo es que la humanidad llegue al Planeta Rojo.

Parece mentira, un sueño e incluso una ilusión. Pero no lo es. Es la realidad. Es el fruto de los avances tecnológicos de la humanidad. Los que no dejan de sorprendernos. Ese desarrollo que durante la infancia de muchos solo eran imágenes proyectadas en films multimillonarios que jugaban con la imaginación.  Pero todos los sueños se construyen con ideas. Y una idea en la que se cree firmemente, puede transformarse en realidad. Consistencia, persistencia, trabajo. Eso es lo que simboliza las pantallas táctiles de nuestras tablet y celulares. Aparatos que solo veíamos en películas de los años ochenta y noventa.  Como Total Recall (1990), en la que actúa Arnold Schwarzenegger. Largometraje que nos mostraba los principios de la tecnología moderna de una colonia humana viviendo en Marte. También las desvirtudes de la corrupción y egocentrismo humano. Pero lo más importante, al menos para este espacio, se comenzaba a idealizar las tecnologías que hoy usamos de forma cotidiana.

Todo lo que imaginamos, el genio humano lo transforma en un hecho. Marte. Ese planeta rojo que desde hace tanto nos vislumbra con misterios e historias como la posible existencia de anteriores civilizaciones e incluso, que los humanos seamos en realidad marcianos. Ese gran desierto que contiene el monte Olimpo, volcán más grande del sistema solar. Ese planeta. Hoy, está más cerca que nunca. El cohete despegó con normalidad elevando al espacio una estructura de 8,6 toneladas y se puso en marcha un sueño que comienza a gestarse en realidad.

El director de la NASA, Charles Bolden acotó: “Vivimos un momento emocionante, pues el éxito de esta prueba nos acerca al momento en que podremos enviar seres humanos a Marte”. Orión es el símbolo moderno de los grandes pasos que puede dar la humanidad.

SI TE GUSTO, no te olvides de COMENTAR y COMPARTIR

Portada 2018 - GIF

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.